Historia

La Bodega de Amar

"En el corazón de Cajamarca, entre montañas que susurran historias de tiempos ancestrales, dos almas emprendedoras, Orladys Acero y Alexánder Ospina, han tejido un sueño con los hilos del amor y la pasión por su tierra. Ella, una abogada que lleva a Cajamarca en su corazón, y él, un empresario cuyo espíritu creció con las raíces de esta tierra con su empresa Droguerías Copifam.

La historia de Orladys y Alexánder es un poema de amor a su hogar, un tributo a la tierra que los vio crecer y prosperar. Unidos por el lazo del amor y la complicidad, decidieron emprender juntos un viaje que les permitiera contribuir al florecimiento de su amado Cajamarca. La semilla de su sueño germinó en forma de La Bodega de Amar, un lugar donde los corazones se entrelazan con la buena comida y la hospitalidad.

Este rincón de encanto cajamarquino ofrece más que un simple hospedaje, pues cada habitación está decorada con el cariño que solo los anfitriones pueden brindar. Su restaurante, cafetería y heladería son un canto a la gastronomía colombiana, con sabores que abrazan a cada comensal. La atención al cliente es una promesa que cumplen con diligencia y sonrisas cálidas.

Su menú ejecutivo variado y los platos a la carta con precios asequibles buscan conquistar paladares y corazones. Pero, sin duda, el platillo estrella es el merengó hawaiano, una deliciosa creación que funde la esencia de Hawái con el encanto colombiano, un verdadero homenaje a la diversidad y la creatividad culinaria.

La Bodega de Amar no solo es un tributo a su amor por Cajamarca, sino también un homenaje a su pequeña nieta, Amar, quien, a pesar de vivir lejos en Hawái, sigue siendo la inspiración detrás de cada detalle, pues su película favorita es Encanto. Además, las flores hawaianas que adornan el lugar son un recordatorio constante de la conexión entre dos mundos.

Este negocio no solo es un símbolo de emprendimiento, sino también un faro de esperanza para el municipio. Orladys y Alexánder son visionarios que desean embellecer no solo sus propias vidas, sino también las de quienes los rodean. Anhelan que cada fachada en Cajamarca cuente una historia con colores vivos y coloniales, para convertir esta tierra en un destino turístico inolvidable. Quieren que los visitantes admiren las montañas y respiren la magia que solo esta tierra puede ofrecer.

Así, La Bodega de Amar no es solo un negocio, es una carta de amor a Cajamarca, una invitación para que todos los que la visiten se sumerjan en la belleza de sus paisajes, la riqueza de su agricultura y la calidez de su gente. Orladys Acero y Alexánder Ospina han encendido una chispa de esperanza en esta tierra, demostrando que los sueños, cuando están acompañados por amor y dedicación, pueden florecer como flores en primavera"

Créditos: #ADNIbaguereño

Contactanos:

Teléfono: (+57) 302 783 2727

Dirección: Cra 7 # 7 - 10 Cajamarca Tolima, Colombia